Aunque las autoridades geológicas redujeron el nivel de alerta sobre el volcán Nevado del Ruiz, advirtieron el lunes que sigue inestable y presenta una columna de vapor, gas y ceniza de al menos 300 metros de altura.

"Es importante resaltar que la actividad del volcán sigue presentando cambios importantes y no se descarta la posibilidad de nuevos eventos eruptivos", dijo el oficial servicio geológico Ingeominas en un comunicado en su página de internet.

Las autoridades redujeron el domingo el máximo nivel de alerta decretado un día antes debido a una erupción que no causó víctimas ni daños materiales.

Sin embargo, tanto la presidencia como la oficina nacional de atención de desastres exhortaron a las poblaciones radicadas en cercanías al volcán a seguir las llamadas de evacuación y se quejaron porque de las 4.000 personas que debieron salir el sábado, sólo evacuaron a los albergues unas 1.700.

El volcán Nevado del Ruiz está ubicado entre los límites de los departamentos de Caldas y Tolima, en el oeste del país, y se alza a 5.321 sobre el nivel del mar.

Se calcula que al menos tres municipios en Caldas y 13 en Tolima están en la zona de influencia del volcán, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Ya en abril y a inicios de mayo, las autoridades declararon alertas "naranja" sobre el Nevado del Ruiz, en un sistema de monitoreo vulcanológico creado luego de que una devastadora erupción del Nevado en 1985 provocara la muerte de unas 25.000 personas y arrasara al poblado de Armero, en Tolima.

En la clasificación del instituto hay cuatro niveles de alerta: el nivel I o rojo que corresponde a una erupción "inminente o en curso", el nivel II o naranja que significa una "erupción probable en término de días o semanas", el III o amarillo que destaca algunos cambios en la actividad de un volcán y el IV o verde, en que se registra un comportamiento estable.

Desde el domingo, el alerta se mantiene en naranja, agregó Ingeominas en su boletín.