Un fiscal federal pidió a la Justicia argentina que investigue si la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y su hija Alejandra viajaron al Caribe con fondos de la fundación, tal y como denunció su exapoderado Sergio Schoklender, informaron hoy medios locales.

La Fiscalía solicitó el viernes al juez federal Norberto Oyarbide que pida "de forma urgente" a la Dirección Nacional de Migraciones un informe sobre "los movimientos migratorios de entrada y salida del país" de Bonafini y de su hija desde 2005 hasta hoy.

Según Schoklender, acusado de malversar subvenciones del Estado destinadas a la construcción de viviendas sociales, "Alejandra hizo innumerables viajes al Caribe, con su madre o sus parejas", con dinero de la Fundación "por orden" de Bonafini.

El exapoderado de la fundación, mano derecha de Bonafini durante años, añadió que la mayoría del dinero que ambas usaron para costearse las vacaciones procedía de cuentas de Madres de Plaza de Mayo en el exterior.

La titular de la fundación negó la acusación y argumentó que sus últimas salidas a Venezuela y Cuba fueron para participar en foros y Congresos a los que había sido invitada.

Bonafini anunció que el lunes presentará su pasaporte ante las autoridades judiciales.

La Cámara Federal dictaminó esta semana la excarcelación de Schoklender tras el pago de una fianza de cuatro millones de pesos, unos 880.000 dólares.