La atleta eslovena Merlene Ottey, nacida en Jamaica hace 52 años, ha elevado a una cifra difícilmente batible su récord de participante más vieja en unos campeonatos de Europa, que ya tenía desde Barcelona 2010, al competir hoy en la primera ronda de relevos 4x100.

La segunda en la lista, la maratonista francesa Nicole Brakebusch, que compitió con 47 años en Budapest'98, queda ya muy lejos del récord de longevidad deportiva de Merlene Ottey .

La veterana velocista, conocida en sus tiempos de esplendor como "la dama de bronce" por la cantidad de medallas de ese color que acumuló, ha tenido una fugaz presencia en Helsinki, los terceros Europeos en los que participa.

La atleta cincuentona corrió la última posta del cuarteto esloveno y cruzó la meta en sexto lugar (44.28), fuera de las tres plazas que daban acceso directo a la final y de las dos de repesca.

Ottey, con pasaporte esloveno desde 2002, ha conseguido 14 medallas en campeonatos del mundo al aire libre, ocho en Juegos Olímpicos (ninguna de oro), seis en mundiales en pista cubierta y otra media docena en Juegos de la Commonwealth.

Comenzó su carrera internacional en 1979 y un año después, con 20, ganó la medalla de bronce de los 200 metros en los Juegos Olímpicos de Moscú.

Clausuró su carrera olímpica en Atenas 2004, en sus séptimos Juegos, con una lesión en su semifinal de 200 metros, dejando su récord en 52 carreras olímpicas disputadas.

En 1998 formó pareja con el entrenador esloveno Srdjan Djorjevic y se fue a vivir a Liubliana. Desde entonces ha competido en el equipo de este pequeño país europeo.