El alero Lamar Odom vio cumplido su deseo de volver de nuevo a jugar en Los Ángeles, aunque ahora no lo hará con su exequipo de los Lakers sino con los vecinos y rivales, los Clippers.

Odom, que el año pasado fue traspasado por los Lakers a los Mavericks de Dallas, con quienes no tuvo su mejor desempeño y fue dado de baja antes que concluyese la temporada regular, espera relanzar su carrera profesional en la ciudad donde si se encuentra a gusto.

El deseo de los Lakers de traspasarlo junto con el ala-pívot español Pau Gasol a los Hornets de Nueva Orleans por el base Chris Paul, que luego no se dio ante el veto del comisionado David Stern, ofendió a Odom de tal manera, que dijo que no quería seguir más con ellos.

La solución fue irse traspasado a los Mavericks, donde aunque le dieron todo tipo de oportunidades, nunca se sintió integrado y al final perdió el apoyo y respaldo de los propios compañeros, además de enfrentarse abiertamente con el dueño del equipo tejano, Mark Cuban, que lo sentenció a que no siguiese más con ellos.

Los Mavericks, junto con los Jazz de Utah y los Rockets de Houston participaron para que el traspaso de Odom fuese posible y volviese a Los Ángeles.

Los Clippers enviaron al base Mo Williams a los Jazz quienes utilizarán el acuerdo logrado con los Nets de Nueva Jersey con repecto al pívot turco Mehmet Okur en la temporada pasada para quedarse con su contrato.

Los Mavericks hicieron una excepción de cambio por los 8,2 millones de dólares del contrato que tenían que pagar a Odom y que ahora no cuenta para el tope salarial, lo que les permite conseguir mayor flexibilidad de cara al mercado de los agentes libres.

El equipo de Dallas también recibirá los derechos del alero serbio Tadija Dragicevic, que le pertenecían a los Jazz, además de consideraciones económicas de los Rockets de Houston.

Los Clippers, entretanto, cederán los derechos del ala-pívot turco Furkan Aldemir a los Rockets como parte del traspaso, después que la pasada noche los seleccionaron con el número 53 en el sorteo universitario de la NBA.

Todas las partes habían acordado el acuerdo y el traspaso culminó luego de que Williams tomó la decisión de escoger su opción para la próxima temporada.

Williams habló con el gerente general de los Jazz, Kevin O'Connor, y el entrenador Tyrone Corbin antes de optar en el último año de su contrato.

Los Clippers esperan que Odom se presente como el jugador que ganó el Mejor Sexto Hombre del Año con los Lakers en 2011, y no el jugador enigmático que la pasada temporada acertó sólo el 35 por ciento en los tiros de campo y logró 6,6 puntos de promedio con los Mavericks.

"No hay punto de mira en el espejo retrovisor", declaró Cuban. "Todos hemos ganado con este traspaso, nosotros en el tope salarial, y a Odom le deseamos lo mejor, como siempre lo hicimos".

Odom nunca se sintió bien en Dallas y aunque le dieron todas las oportunidades para que lo hiciese al final no respondió de manera positiva.

Ahora, los Clippers con el traspaso consiguen a un jugador de experiencia y talento tanto en defensa como en ataque que puede ayudar al ala-pívot Blake Griffin y al pívot DeAndre Jordan, como hizo con sus excompañeros Gasol y Andrew Bynum.

El entrenador de los Clippers, Vinny Del Negro, sonrió cuando se le preguntó el jueves sobre Odom y el cambio, pero no quiso comentar sobre el tema hasta que se culminara el canje.

"No puedo hablar de jugadores de otros equipos", comentó Del Negro. "Pero todos sabemos lo que significa tener a un jugador del calibre de Odom y lo que ha realizado ya en esta liga".