El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habría intercedido para cancelar la reunión prevista para mañana entre el viceprimer ministro israelí Shaul Mofaz y el presidente palestino, Mahmud Abás, según medios locales israelíes.

El medio electrónico "Ynet" menciona que fuentes gubernamentales acusaron al primer ministro israelí de estar involucrado en la cancelación del encuentro debido a desavenencias internas dentro de la coalición del gobierno en relación a una polémica legislación por la que se pretende enrolar en el Ejército a un mayor número de ultra-ortodoxos judíos.

Asimismo, la edición electrónica del diario "Haaretz" afirma que Netanyahu ordenó a asesores, entre ellos su mano derecha, Itzhak Molho, que solicitara al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que cancelara la reunión prevista con Mofaz.

El encuentro ha sido aplazado sine die, según informaron por la mañana fuentes oficiales palestinas, que no explicaron las razones de la cancelación ni tampoco dieron una nueva fecha para el mismo.

Fuentes allegadas al jefe del Gobierno israelí negaron las acusaciones, que calificaron de "vergonzosas" y que "se inventaron después de que los palestinos anunciaran la cancelación del encuentro".

Las negociaciones formales entre israelíes y palestinos se encuentran estancadas desde el otoño de 2010, tras apenas tres reuniones auspiciadas por la Administración del presidente de EEUU, Barack Obama.

El jueves pasado el jefe negociador palestino Saeb Erekat confirmó la noticia adelantada por medios israelíes sobre el encuentro entre Abás y Mofaz el domingo.

En su anuncio, Erekat advertía de que la reunión no significaría la reanudación de las negociaciones con Israel.