El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que retirará a su embajador en Paraguay, Freddy Quesada, porque su Administración no reconoce al gobernante Federico Franco, al tiempo que ratificó que considera a Fernando Lugo como Jefe de Estado con "legitimidad", según declaraciones difundidas hoy en medios del Estado.

"Nosotros vamos a retirar la embajada de Paraguay, así de sencillo. No reconocemos, no vamos a reconocer a presidentes que salgan de esta clase de maniobras políticas desde el congreso (de Paraguay), que es un congreso golpista", dijo Morales

El mandatario boliviano hizo el anuncio en declaraciones a CNN difundidas hoy por el canal estatal boliviano.

"Para nosotros Lugo sigue siendo presidente democrático y con mucha legitimidad", agregó el mandatario, que dijo compartir las propuestas para aplicar sanciones económicas a Paraguay "porque hay que escarmentar a presidentes que no respetan la democracia".

En otras declaraciones, Morales también dijo que con el retiro del embajador, Bolivia no tendrá relaciones diplomáticas con Paraguay mientras esté un presidente que es producto "de un golpe congresal", señala hoy la agencia estatal ABI.

Morales fue uno de los primeros mandatarios en calificar de "golpe" la destitución de Lugo por parte del Congreso de ese país y en anunciar que no reconocería a Franco.