El centro de Madrid acogió hoy la tradicional manifestación del Orgullo Gay, que congregó en su punto de arranque en la Puerta de Alcalá a miles de personas para reivindicar el matrimonio igualitario y el mantenimiento de los derechos de que disfrutan en la actualidad.

Convocada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y el colectivo LGTB de Madrid, en la manifestación participaban más de veinte carrozas en un ambiente festivo bajo el lema "Matrimonio igualitario. Igualdad sin recortes".

"La marcha entre iguales no es tan diferente", "Vamos de culo, por fin con orgullo", "Estado laico igualitario", "Homofobia es machismo", eran algunos de los lemas que aparecían en las pancartas que portaban los asistentes.

También llevaban otras pancartas con alusiones al recurso de inconstitucionalidad que ha interpuesto el gobernante Partido Popular (PP, de centro-derecha) contra la ley aprobada por el anterior gobierno socialista en el año 2005.

El PP está a favor de las uniones de hecho entre homosexuales siempre que no se las denomine matrimonios.

En la cabeza de la marcha, que enfilaba a la céntrica Puerta del Sol, podía verse a destacados dirigentes políticos españoles, como la vicesecretaria general del opositor Partido Socialista (PSOE), Elena Valenciano, o la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, además de los principales representantes de las fuerzas sindicales mayoritarias en este país.

El color enmarcaba la manifestación, que dio comienzo con el estruendo de una gran traca, con multitud de banderas multicolores y globos.

El objetivo de la marcha del Orgullo Gay, según su organización, es defender la igualdad legal como requisito indispensable en la lucha contra la fobia que se produce contra este colectivo, además de incidir en derechos irrenunciables para toda la población, como la educación contra la discriminación y la sanidad pública y de calidad.