España jugará un fútbol ofensivo frente a Italia en la final de la Eurocopa. Los campeones defensores sólo esperan que la Azzurra les corresponda el favor.

Ambos equipos llegan a la final del domingo en el Estadio Olímpico con la promesa de mantener la táctica que los ha llevado a este encuentro. El técnico español Vicente del Bosque prometió una alineación ofensiva, pero no dejó claro si abarrotará el mediocampo o usará un centrodelantero.

Del Bosque rechazó las críticas de que al ataque español carece de la potencia que tenía cuando conquistó los títulos de la Eurocopa de 2008 y del Mundial de 2010.

"Vamos a jugar con tres delanteros, casi seguro. Con tres hombres avanzados, con la obligación de atacar más que de defender, aunque todo el equipo tiene las mismas misiones. Tendremos gente con posibilidades de hacer gol", dijo Del Bosque el sábado. "El fútbol avanza, y se ha producido un cambio de jugadores en la selección, aunque el núcleo es el mismo. No hemos borrado huellas del pasado, seguimos en la misma línea de siempre".

Cesc Fábregas y Fernando Torres han compartido el mayor peso de la responsabilidad anotadora, aunque David Silva se ha visto fatigado y hay conjeturas de que el volante ofensivo del Manchester City podría dar paso a Pedro Rodríguez, quien se ha destacado en sus dos partidos saliendo de la banca.

El técnico italiano Cesare Prandelli también ha prometido mantener el estilo que ha mostrado Italia, que no sólo los ha ayudado a llegar a la final sino que ha sido una sorpresa en contraste con la forma usual de juego defensivo italiano.

"Es un equipo que tiene a (Andrea) Pirlo y (Riccardo) Montolivo, es un equipo que quiere jugar al fútbol. Si juegan como lo hace Italia, es un equipo de buenos jugadores. No es de extrañar su estilo de juego", dijo Del Bosque. "Estamos al 50% (para ganar) porque hemos llevado vidas paralelas, en la fase de grupos, en las eliminatorias... Hemos tenido una forma de juego parecida. No creo que haya una gran diferencia".

Italia ha jugado con cierto parecido a lo que normalmente se le atribuye a España, que busca ganar su tercer título importante consecutivo. España e Italia empataron 1-1 en el primer partido del Grupo C, cuando Italia fue uno de los pocos equipos que no se dedicó a defender y aprovechar el contragolpe.

"Tenemos que esperar hasta mañana para ver lo que hará el técnico italiano" dijo el español. "El fútbol italiano no es lo que era hace dos años, ahora quieren la pelota. Tienen un gran equipo y saben cómo competir".

Todos están listos para una final memorable.

"No podemos hablar de una Italia defensiva. No lo fue. Ha progresado y de ahí el cambio que se ha producido en los últimos años allí", señaló Del Bosque. "El primer día no creo que jugaran con cinco defensas. Imagino que mantendrán el estilo que han mostrado en los partidos anteriores, que son los que le llevaron a la final".