La cúpula empresarial de Nicaragua está lista para comenzar a discutir una propuesta de reforma tributaria que el Ejecutivo impulsará posiblemente a partir de la próxima semana, informó hoy una fuente del patronato.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo hoy a Efe que están a la espera de que el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, convoque oficialmente a la negociación de esa reforma que, entre otros temas, busca ampliar la base de contribuyentes.

Estaba previsto que las negociaciones comenzaran el próximo lunes, pero Aguerri señaló que se habría pospuesto posiblemente para el jueves venidero o para el 9 de julio.

Aguerri explicó que además del Cosep, en esa discusión participarán los sindicatos nicaragüenses y representantes de la micro, pequeña y mediana empresa.

El Ejecutivo ha dicho que con la reforma tributaria busca "mejorar la economía y darle más capacidad a instituciones, empresas y trabajadores", y ha aseverado que no descarta ampliar la base de contribuyentes y revisar las exoneraciones, entre otros temas.

El Parlamento aprobó en febrero pasado una reforma a la Ley de Equidad Fiscal, que bajó los impuestos a la leche cruda, de sabores y al arroz con el fin de "estabilizar" los precios, sin que ello afectara las recaudación, según se informó entonces.

En diciembre de 2009 el Gobierno de Ortega también logró una reforma tributaria con el objetivo de reducir el déficit fiscal, que fue rechazada por la oposición por considerarla "excesiva" y que alejaba la inversión extrajera.

El presupuesto de Nicaragua para 2012 es de unos 1.827 millones de dólares, según lo aprobado por los diputados en febrero pasado.

El Gobierno de Nicaragua proyectó para 2012 un crecimiento económico de 3,5 % a 4 %, una inflación anual de entre 8 % y 9 %, y un déficit del 2,7 %.