El presidente electo de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, jurará hoy el cargo ante el Tribunal Constitucional, después de que ayer lo hiciera simbólicamente ante decenas de miles de personas en la plaza Tahrir de El Cairo.

Está previsto que la ceremonia de investidura de Mursi comience a las 11.00 hora local (09.00 hora GMT).

Después de jurar ante la Corte Constitucional, el presidente dirigirá un discurso a la nación desde la Universidad de El Cairo.

Mursi, que ganó con casi un 52 % de los votos en las pasadas elecciones, renunció a su militancia en los Hermanos Musulmanes tras conocerse su triunfo en los comicios.

Antes de asumir hoy oficialmente el cargo, Mursi acudió este viernes a la plaza Tahrir donde juró simbólicamente como presidente y advirtió a la junta militar que gobierna el país desde el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak de que no renunciará a las prerrogativas como jefe de Estado.

Precisamente Tahrir es escenario de una acampada desde hace una semana, convocada por los Hermanos Musulmanes, para protestar por las enmiendas constitucionales aprobadas por la Junta Militar para reservarse competencias como el poder legislativo y la capacidad de decidir en asuntos que afectan al Ejército.

Los manifestantes también protestan contra la disolución del Parlamento, dictaminada por el Constitucional, donde era mayoritario el Partido Libertad y Justicia (PLJ), de los Hermanos Musulmanes y del que era presidente el propio Mursi.

De hecho, Mursi quería prestar juramento como presidente ante el Parlamento y no ante el Tribunal Constitucional.

En la última semana, el presidente electo se ha reunido, entre otros, con líderes de partidos políticos, responsables policiales y religiosos, y los familiares de las víctimas de la revolución.

Mursi es el primer civil que accede a la Presidencia y el primer jefe de Estado elegido en unas elecciones democráticas en la historia de Egipto.