El presidente Rafael Correa ratificó el sábado que su gobierno no tiene un límite de tiempo para decidir sobre el pedido de asilo realizado por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien se refugia desde hace 10 días en la Embajada de Ecuador en Londres.

Assange busca evitar su extradición a Suecia, donde enfrenta cargos por presuntos delitos sexuales, que niega haber cometido.

"Estamos analizando el caso con total responsabilidad y como lo hemos dicho no tenemos fecha límite para tomar una decisión", afirmó Correa en su programa sabatino de radio y televisión "Diálogo con el presidente".

Ratificó que la decisión se adoptará de manera "absolutamente soberana" y apegada a la tradición humanista y de respeto a los derechos humanos que, dijo, mantiene su gobierno. Se buscará también respetar el derecho al debido proceso.

Correa calificó a Assange como un personaje "emblemático" de la libertad de expresión por lo que resaltó su decisión de haber solicitado asilo en Ecuador, un país que, según denuncias de la prensa de oposición, coarta dicho derecho.

"O Julian Assange está loco o esa gente está mintiendo", ironizó Correa.

El fundador de WikiLeaks asegura ser un perseguido político de Estados Unidos, que pretendería extraditarlo desde Suecia para acusarlo por las filtraciones de documentos secretos del Departamento de Estado de la nación norteamericana.