SAN LUIS, EE.UU.- El puertorriqueño Carlos Beltrán, de los Cardenales de San Luis, bateó el viernes el 2.000mo imparable de su carrera --un sencillo productor-- en el tercer capítulo del partido contra los Piratas de Pittsburgh.

Beltrán, que tiene habilidad para batear por ambos lados, conectó como zurdo a Kevin Correia el indiscutible, que salió hacia el jardín contrario y empató la pizarra a 2-2,

Antes en la actual campaña, Beltrán, de 35 años, se convirtió en el primer bateador ambidiestro que acumula 300 jonrones y 300 robos de base en la historia de las Grandes Ligas.

Beltrán impulsó su 60ma carrera en la campaña, en la que es líder en este departamento en la Liga Nacional, y logró su séptimo juego consecutivo con carrera producida.