El abridor japonés Hiroki Kuroda consiguió 11 ponches y empató su mejor registro de por vida al llevar a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por blanqueada de 4-0 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Menos de 24 horas después de haber sido apaleados 14-7, los Yanquis recuperaron la forma bajo la conducción de Kuroda, que detuvo la marcha triunfal de los Medias Blancas, que habían sumado cuatro triunfos consecutivos.

Kuroda (8-7) lanzó siete episodios, permitió tres imparables, dio una base y retiró a 11 por ponche para acreditarse la victoria.

En el ataque los guardabosques Curtis Granderson (23), Dewayne Wise (2) y el segunda base dominicano Robinson Cano (19) pegaron sendos cuadrangulares.

Cano se voló la barda en el sexto episodio, sin corredores en el camino. El dominicano superó la serpentina del abridor Jake Peavy y le sacó la pelota por todo lo alto del jardín derecho.

El derrotado fue Peavy (6-5) en ocho episodios, permitió ocho imparables, tres jonrones, cuatro carreras y ponchó a 11.