El comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO incluyó el viernes a la Iglesia de la Natividad de Belén en su lista de Patrimonio Mundial en Peligro.

Los palestinos habían solicitado la inclusión de la iglesia, un lugar de peregrinación cristiana, durante la reunión del comité de 21 naciones en San Petersburgo, Rusia.

La portavoz de la UNESCO, Sue Williams, dijo que la votación fue de 13 a favor, seis en contra y dos abstenciones. Dos de los votos en contra fueron los de Israel y Estados Unidos.

Algunos países sostuvieron que era un intento de los palestinos de mezclar la cultura con la política.