El avión "Solar Impulse", propulsado con energía solar, despegó hoy del aeropuerto de Uarzazate, en el sur de Marruecos, con destino al aeropuerto Rabat-Salé en su viaje de vuelta a Suiza, en el que hará escala en Madrid.

Según informó hoy la página web del proyecto "Solar Impulse", la aeronave, pilotada por André Borschberg, partió del aeropuerto de Uarzazate a las 07.30 hora local (06.30 GMT) y está previsto que llegue a Rabat sobre las 22.00 hora local.

Rabat será la primera parada del avión solar, que vuela sin una gota de combustible, antes de emprender su vuelo de regreso rumbo a Madrid donde hará escala antes de dirigirse a su destino final, la localidad suiza de Payerne.

El "Solar Impulse" es el primer avión en el mundo que logró con éxito realizar un viaje intercontinental utilizando únicamente energía solar acumulada en las 12.000 células fotovoltaicas que recubren sus inmensas alas.

El avión tiene una envergadura equivalente a la de un Airbus A340, con 63 metros que separan los extremos de sus alas, y un peso de 1.600 kilos.