El cubano Dayron Robles, totalmente recuperado, regresará a las pistas en la reunión atlética de Londres el próximo 13 de julio y unos días después se presentará en Mónaco antes de los Juegos Olímpicos, donde defenderá su corona de los 110 metros con vallas.

"Dayron está recuperado después de dos semanas de entrenamiento a todo tren. Los médicos le dieron de alta hoy para volver a competir; tiene buen ánimo con vistas a los Juegos de Londres" comentó el viernes su entrenador Santiago Antúnez.

En conversación telefónica con la AP, Antúnez señaló que junto a su pupilo viajará el viernes por la noche a España, donde tendrá su cuartel general en la ciudad de Guadalajara.

El campeón olímpico y plusmarquista mundial renunció a correr en las reuniones de Eugene, Oregon, y de Nueva York por una pequeña lesión en su pierna de ataque (izquierda) que lo obligó a tomar unos días de descanso con tratamiento.

Pero tras su regreso a los entrenamientos, Antúnez manifestó que "todo esta sin problema, físicamente enfrentó las cargas de entrenamiento al ciento por ciento, y desde el punto de vista psíquico también todo esta bajo control porque las lesiones son cosas que pasan en el deporte de alto rendimiento".

El avezado preparador aseguró que "no hay preocupación" a pesar de las marcas alcanzadas esta temporada por el chino Liu Xiang, quien igualó el récord mundial del cubano, de 12.87 segundos, pero con viento a favor; por esa razón la marca no fue avalada.

Además de Liu también lograron excelentes marcas los estadounidenses Aries Merritt (12.96), Jason Richardson (13.11), Dexter Faulk (13.12) y David Oliver (13.13) así como el cubano Orlando Ortega, que realizó 13.09 segundos.

El mejor registro de Robles esta temporada es de 13.18 segundos, conseguido el 27 de mayo en La Habana.