Cesare Prandelli, entrenador de la selección italiana de fútbol, aseguró hoy en una rueda de prensa que España, su rival en la final de la Eurocopa, "es una referencia" en muchos aspectos y apuntó que la escuadra transalpina ha "crecido" en los últimos tiempos.

Un días después de eliminar a Alemania en las semifinales, Prandelli compareció ante los medios en Cracovia, la ciudad que ha acogido a sus hombres desde que comenzó el torneo. El técnico italiano alabó al conjunto de Vicente Del Bosque, pero aclaró que el suyo ha mejorado y podrá plantar cara a España en el último encuentro.

"Espero poder preparar mejor el partido. Aunque sólo tenemos un día, vamos a buscar los puntos débiles de España y trabajaremos para ello. Pero no será fácil. Son los campeones del mundo y de Europa y ahora están de nuevo en la final. Esto confirma que no sólo tienen valores técnicos, si no que también tienen carácter. Son una referencia en varios aspectos, pero nosotros hemos crecido con el tiempo", dijo.

"El primer partido, en Gdansk (Polonia), jugamos un primer tiempo. No hay que tener miedo de hacerles frente. Tenemos fuerza para jugar con las ideas y la calidad. Tenemos que jugar así, como a la gente le gusta, como los 23 millones que nos vieron en televisión contra Alemania", añadió.

Asimismo habló sobre su futuro después de reconocer ayer, tras el partido contra Alemania, que aunque "ama profundamente" la camiseta del conjunto transalpino, echa de menos el fútbol italiano.

"Tengo una relación extraordinaria con la Federación. Los últimos dos meses han sido muy duros. Cuando se dice que durante el año nadie se preocupa de la selección, es verdad. No hay divorcio popular. Buffon me preguntó sobre mi futuro, me gustó que se preocupara, pero no pongo ninguna condición (a seguir)", comentó.

Para Prandelli, en "los momentos previos a la Eurocopa" hubo tensión por esl escándalo de los amaños de los partidos de la Liga italiana, pero eso, a su juicio, sirvió para centrarse en el trabajo y "dar la vuelta" a una situación psicológica.

Por último, habló sobre el cambio de Mario Balotelli, sustituido en la segunda parte ante Alemania, y aclaró que el delantero tenía calambres y había miedo "de que se expandiera". "Tiene un potencial enorme y un entrenador muy bueno, Mancini, que le ayudará a crecer", finalizó.