Nike, el mayor fabricante de ropa y complementos deportivos del mundo, caía hoy más del 10 % en la bolsa de Nueva York (NYSE) un día después de anunciar que su beneficio descendió por primera vez en tres años durante el último trimestre de su ejercicio fiscal 2012.

Dos horas después del inicio de la sesión en Wall Street, los títulos de la empresa con sede en Beaverton (Oregón), caían el 10,21 % (9,89 dólares) para cambiarse por 87 dólares cada una, de forma que desde que inició el año acumulaban un marcado descenso del 9,71 %.

La empresa anunció el jueves tras el cierre de los mercados que ganó 549 millones de dólares (1,17 dólares por acción) en los últimos tres meses de su ejercicio fiscal, el 8 % menos interanual, lo que supone el primer retroceso en sus ganancias trimestrales desde 2009.

Los ingresos de Nike se incrementaron durante ese periodo el 12 % hasta situarse en los 6.470 millones de dólares, pero los costes de fabricar sus productos se elevaron el 15 %, hasta 3.703 millones.

Los inversores también vieron con preocupación que el presidente y consejero delegado de la empresa, Mark Parker, asegurase que "los vientos en contra debido a esta desafiante economía global continuarán el año que viene" al anunciar esos resultados empresariales.

Por lo que se refiere a las cuentas del conjunto del ejercicio 2012, Nike ganó 2.223 millones de dólares (4,73 dólares por acción), el 4 % más que durante el ejercicio precedente, al tiempo que sus ingresos aumentaron el 16 % hasta colocarse en 24.128 millones.