La UE llegó hoy a un acuerdo para que el tribunal central de la patente europea se ubique en París, una sede que se disputaban Francia y Reino Unido y que constituía el último escollo para la patente común comunitaria

"Hemos logrado un acuerdo final sobre la patente europea", anunció el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en su cuenta de la red social Twitter.

El acuerdo ha sido posible gracias a la distribución a partes iguales de las oficinas administrativas y de personal de la patente entre Londres, París y Múnich, aunque la sede principal del tribunal estará en la capital francesa, explicaron fuentes comunitarias.