La inflación interanual en los países del euro permaneció en junio en el 2,4 %, la misma cifra que en mayo, según el primer cálculo difundido hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

El cálculo rápido del indicador europeo se basa en la información preliminar sobre inflación que proporcionan varios Estados miembros, así como en los datos preliminares sobre la evolución del precio de la energía.

La estimación rápida ha coincidido con el dato definitivo en 19 ocasiones y ha variado sólo una décima en 5 casos durante los últimos dos años, lo que demuestra la fiabilidad de dicho método, según destaca Eurostat.

El cálculo definitivo sobre la inflación de mayo, tanto para la zona euro como para el conjunto de la Unión Europea (UE), será difundido por la oficina estadística comunitaria el próximo 16 de julio.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que mide la inflación, comenzó a elaborarse en 1997 y aplica el mismo método de medición para todos los estados miembros.