Las autoridades militares investigan un tiroteo en la base de Fort Bragg (Carolina del Norte) en el que murió un soldado y otros dos resultaron heridos, entre ellos el supuesto autor de los disparos.

Fuentes militares indicaron en un comunicado que el suceso ocurrió el jueves por la tarde cuando un soldado abrió fuego contra otro miembro de su unidad durante una sesión informativa sobre seguridad y posteriormente se disparó.

Un tercer soldado que se encontraba en el área durante el tiroteo resultó herido levemente.

El autor de los disparos, cuya identidad no ha sido revelada, se encuentra en estado grave y bajo custodia militar.

Agentes especiales del Mando de Investigación Criminal del Ejército han iniciado una investigación.

Fuentes militares revelaron a la cadena NBC que el soldado se enfrentaba a una corte militar y posiblemente a ser expulsado del Ejército.

Según el canal, el soldado era especialista del Ejército con 8 años de antigüedad y fue acusado de robar una caja de herramientas valorada en 1.700 dólares.

"Esta es una tragedia para nuestra comunidad", lamentó en un comunicado el coronel Kevin Arata, del departamento de prensa del XVIII Cuerpo Aerotransportado de la base militar de Fort Bragg, en Carolina del Norte.

El coronel señaló que las razones del tiroteo se desconocen todavía y están asistiendo a los compañeros de la unidad y a las familias de los afectados por este "terrible incidente". EFE