Janet Evans terminó el sábado en el 53er lugar entre 65 nadadoras que participaron en la prueba de 800 metros libres del preolímpico de Estados Unidos, terminando con una sonrisa en el rostro el intento de regreso de la ex campeona olímpica a los 40 años.

Evans completó la competencia de 16 vueltas en 9 minutos, 1.59 segundos, colocándose en la octava posición de su eliminatoria de 10 nadadoras que fue ganada por Jamie Bohunicky, una joven de 21 años que cronometró 8:48.42 minutos. El tiempo de Evans estuvo bastante lejos de tiempo de preclasificación de 8:46.89.

"Desearía haber nadado más rápido, pero pienso que estaré totalmente agradecida", señaló. "Agradecida por el hecho de que fui capaz de hacerlo y que mi cuerpo soportó y de la gente que me apoyó. Estaré feliz porque lo hice en lugar de quedarme sentada en mi sofá preguntándome 'qué tal si'''.

Michael Phelps y Ryan Lochte estuvieron de regreso en la piscina para las preliminares de la prueba de 100 metros estilo mariposa. Phelps clasificó con el tiempo más rápido y Lochte en la sexta posición para avanzar a las semifinales, a realizarse por la noche.

Missy Franklin clasificó con el tiempo más rápido en los 200 metros dorso, lo que mantiene a la adolescente de 17 años de Colorado en la ruta para competir en Londres en cuatro competencias individuales y posiblemente en todos los tres relevos. Hizo un tiempo de 2:08.35 minutos.

Evans salió de la piscina de competencia por última vez recibiendo ovaciones de los aficionados que llenaron la instalación y que supieron que su intento de regreso había terminado. Ella sonrió y saludó agitando la mano antes de desaparecer bajo la plataforma. Tampoco pudo avanzar el martes en las pruebas preliminares en 400 metros libres, cuando terminó el la 80ava posición entre 113 nadadoras.

"Sí, esto es definitivo", comentó. "Acabo de firmar mis documentos de jubilación. Es lo primero que hice", agregó.