La reanudación del preolímpico de atletismo de Estados Unidos dejó a cinco nuevos ganadores de finales -cuatro masculinas y una femenina-, y a otros 15 atletas clasificados para los Juegos de Verano de Londres 2012.

De nuevo, Galen Rupp, un nativo de Oregón y favorito de los aficionados locales, fue la gran atracción en la prueba de los 5.000 metros masculinos.

Rupo no defraudó y ganó la prueba tras conseguir un tiempo de 13 minutos y 22'67 segundos, en una carrera que estuvo siempre muy igualada, y en la que batió la marca preolímpica de Estados Unidos que estaba en poder de Steve Prefontaine (13:22'80) desde 1972.

El pasado viernes, Rupp ganó la prueba de los 10.000 metros con un tiempo de 27 minutos y 25'33 segundos, que le permitieron también batir la marca preolímpica que estaba en poder de Meb Keflezhi (27:36'49) desde el 2004.

Rupp, un nativo del estado de Oregón, recibió todo el apoyo de los miles de seguidores que volvieron a llenar las gradas de la pista Hayward Field, en las instalaciones de la Universidad de Oregón, en Eugene, donde se celebra la competición.

Bernard Lagat, que entró en segundo lugar, lo hizo sólo 15 segundos (13:22'82) después que Rupp hubiese cruzado la línea de meta, mientras que Lopez Lomong fue tercero (13:24'47) y también se aseguró su boleto para Londres 2012.

El resto de la jornada ya no dejó marcas destacadas pero si los triunfos de Brad Walker, que hizo valer su condición de favorito y récord nacional, y en la final de salto de pértiga la ganó con un registro de 5,67 metros.

Walker tuvo que luchar para superar a Jeremy Scott que fue segundo con un salto de 5,60 metros y Scott Roth ocupó el tercer lugar también con la misma marca, lo mismo que Derek Miles, que fue cuarto.

Pero Roth no estará en Londres debido a que no había conseguido la mínima olímpica y su puesto será ocupado por Miles.

Dentro de la final de lanzamiento de disco masculino, Lance Brooks fue el ganador al llegar hasta los 65,15 metros, con los que superó a Jarred Rome, que fue segundo (63,35).

Jason Young completó el podio al realizar un lanzamiento de 62,15 metros y logró también el pase para estar en Londres el próximo julio.

La carrera de los 3.000 metros obstáculos masculinos la ganó Evan Jager al establecer un tiempo de 8 minutos y 17'40 segundos, seguido por Donald Cabral (8:19'81) y Kyle Alcorn (8:22'17) ocupó el tercer lugar y el derecho de luchar por medalla olímpica.

Dentro de la competición femenina, la única final que se disputó fue la de los 5000 metros que ganó con autoridad Julie Culley al establecer una marca de 15 minutos y 13'77 segundos.

Mientras que Molly Huddle, que posee el récord nacional (14:44'40) desde el 2010, se tuvo que conformar con el segundo puesto y un tiempo de 15 minutos y 14'40 segundos.

El tercer puesto fue para Kim Conley, que logró un tiempo de 15 minutos y 19'79, lo que le permitió completar el podio y también conseguir su billete para estar en la capital británica.

La jornada del viernes tiene programadas las finales femeninas de lanzamiento de peso y 3.000 obstáculos.