El exjugador barcelonista Samuel Eto'o asegura que la querella presentada por la Fiscalía de Barcelona por fraude a la Hacienda Pública de casi 3,5 millones de euros se inserta dentro del "asesoramiento fraudulento" del que fue objeto por parte de su exrepresentante José María Mesalles.

El Servicio Especial de Delitos Económicos de la Fiscalía de la capital catalana acusa a Eto'o de haber defraudado entre 2006 y 2009 3.464.122 euros correspondientes a los ingresos que obtuvo del club azulgrana y de la marca deportiva Puma durante esos cuatro ejercicios por ceder sus derechos de imagen.

Según la querella interpuesta por el ministerio público y a la que ha tenido acceso EFE, el internacional camerunés, ahora enrolado en las filas del Anzhi ruso, debería haber tributado dichos ingresos "como rendimientos del capital mobiliario en sus declaraciones correspondientes al IRPF".

Sin embargo, añade la querella, Eto'o simuló que tales derechos de imagen habían sido cedidos a dos sociedades residentes en Hungría y España con la finalidad de reducir fraudulentamente su tributación.

Los administradores de estas dos sociedades, la española Bulte Empresarial SL y la húngara Tradesport and Marketing KFT, son José María Mesalles y Manuel de Jesús Lastre, respectivamente.

En un comunicado remitido a EFE, Eto'o recuerda que el pasado 15 de noviembre presentó una querella contra Mesalles, quien hasta el 21 de marzo de 2011 había sido su representante, abogado, asesor, administrador patrimonial y hombre de confianza, y que actuaba con poderes amplios que él mismo le había otorgado en 2003.

"La querella contra Mesalles y personas que actuaban concertadas con él, tiene por objeto la persecución penal por la comisión de hechos fraudulentos, de los que se deduce el apoderamiento de importantes cantidades de dinero y de bienes patrimoniales, a través de complicadas operaciones societarias", asegura.

En el comunicado Eto'o informa de que debido a estas "maniobras fraudulentas" de las que fue objeto supusieron "la pérdida de control" de la sociedad Bulte Empresarial, sociedad en la que estaba residenciados parte de sus bienes.

"El problema fiscal en el que me veo inmerso, se inserta en este contexto de asesoramiento desleal y fraudulento del que he sido objeto, y que alcanza también al cobro de derechos de imagen como jugador", asegura el jugador, quien recuerda que Mesalles era quien se encargaba de todos sus asuntos legales, económicos y fiscales.

El camerunés ofrece toda su colaboración y ayuda a la Administración de Justicia "para resolver todos estos contenciosos" del que recuerda que él también ha sido "víctima" y que le llevaron a presentar la mencionada querella criminal.