Italia y España se vuelven a cruzar en esta Eurocopa, y ahora nada menos que por el título y la posibilidad de meterse en los libros de historia.

Los equipos mediterráneos chocarán el domingo en el Estadio Olímpico de Kiev, tres semanas después que empataron 1-1 en su primer partido de la fase de grupos.

Como monarca defensor y campeón mundial, España intenta conquistar un tercer título grande al hilo y asegurar su puesto en el Olimpo de las grandes selecciones de la historia. También igualaría el récord alemán de tres coronas europeas.

Tan sólo Italia, con su impredecible delantero Mario Balotelli y el magistral centrocampista Andrea Pirlo, se interponen en el camino de la Roja y la historia.

Incluso el técnico italiano Cesare Prandelli reconoce que España es favorita para ganar el domingo.

"Por ahora, si abro los ojos, sigo soñando", indicó Prandelli después que su plantel derrotó 2-1 a Alemania en las semifinales con un doblete de Balotelli.

Sin embargo, agregó que "España sigue siendo favorita por los años de trabajo que tienen a sus espaldas. Han dominado todos los partidos que han jugado hasta ahora".

España no pierde un partido en la Euro desde hace ocho años, y empató el récord de Alemania Occidental como el único campeón defensor que regresa a la final tras conquistar el Mundial. Los alemanes perdieron la final de 1976 ante Checoslovaquia en una definición por penales que sentenció el ahora famoso Antonin Panenka.

En esta final hay dos jugadores que tuvieron las agallas para copiar la cuchara de Panenka durante las definiciones por penales en las rondas finales del campeonato. El zaguero español Sergio Ramos lo hizo en las semifinales ante Portugal, y Pirlo la utilizó en los cuartos de final contra Inglaterra.

También es un duelo entre la mejor defensa del torneo contra uno de sus ataques más dinámicos.

España no permite un gol desde el empate con Italia, mientras que Balotelli, Antonio Cassano y Pirlo encabezan el ataque de la Azzurra.

"Siempre tratamos de jugar, creo que esa es nuestra fortaleza", indicó Prandelli, que intenta ganar la segunda Euro de Italia.

"Cuando comenzamos este torneo, estábamos convencidos que trabajando de cierta manera nos convertiríamos en un equipo hecho y derecho, no sólo en un equipo de calidad, sino también un equipo con el espíritu correcto".

Aunque la convocatoria de Balotelli estuvo en duda debido a problemas disciplinarios con Manchester City, el artillero de 21 años ha ido de menos a más en la Euro y tiene tres goles.

"Esperé mucho tiempo por este momento, especialmente por1que mi madre vino a verme y quería hacerla feliz", dijo "Súper Mario" tras la victoria sobre Alemania. "Esta es la mejor tarde de mi vida, pero espero que el domingo sea incluso mejor".

"Mi padre también viene para la final, así que espero anotar", agregó.

La Azzurra tiene la historia de su parte: España no ha derrotado a Italia en un partido oficial que no haya terminado en penales desde 1920.

El ataque español ha sido una puerta giratoria de delanteros, con el volante ofensivo Cesc Fábregas usualmente ocupando el puesto en vez de Fernando Torres. El domingo, es posible que Vicente del Bosque repita la alineación con seis mediocampistas que utilizó el 10 de junio ante Italia.

Del Bosque admitió que Portugal hizo ver mal a España durante una hora y obligó a sus jugadores a exprimirse al máximo.

Sin embargo, España tendrá un día adicional de descanso.

"Estamos orgullosos de lo que estamos haciendo y por supuesto esperamos hacer lo que nadie antes ha logrado", comentó Del Bosque.

___

Paul Logothetis está en Twitter como: www.twitter.com/PaulLogoAP