En materia de ingresos, muchos en Estados Unidos van perdiendo terreno en lo que va del siglo XXI.

Por ejemplo, vamos a tener que reconsiderar lo que representa el famoso salario de seis cifras o de 100.000 dólares.

Hace 12 años, en el 2000, un ingreso anual de 100.000 dólares era sin duda un gran logro y se podía vivir muy bien con esa cifra. Pero existe algo que se llama inflación o aumento generalizado de precios de la economía, que erosiona año tras año el poder adquisitivo del dinero.

Según la calculadora de inflación de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, lo que se compraba con 100.000 dólares en el año 2000, hoy cuesta 133.000 dólares. La inflación le ha quitado 33 centavos a cada dólar desde al año 2.000.

Es lógico porque ahora casi todo cuesta mucho más: las compras de supermercado, la salud, la educación.

Lo único que no ha subido tanto es los precios de las casas por los efectos de la crisis de los últimos años. Si no se hubiera frenado el auge de la vivienda una casa normal hoy tendría un valor posiblemente cercano a 1 millón de dólares y con ese precio las casas estarían reservadas solo para los millonarios.

Según el índice de precios de casas Case-Shiller de Standard & Poor's, el precio promedio de una casa en Estados Unidos era de 107.000 dólares en el 2000. Hoy el precio promedio de una casa es de 123.000 dólares, lo que representa un aumento de apenas 15%.

Por ese lado nuestros ingresos no pierden tanto porque la capacidad de compra de vivienda no se erosionó demasiado en lo que va de este siglo. Pero desde el punto de vista del propietario de vivienda los resultados son muy pobres por culpa de la crisis reciente.

¿Quiere saber cómo le ha ido en materia de ingresos en los últimos doce años? Puede usar la calculadora de inflación en este sitio de Internet: http://www.bls.gov/data/inflation_calculator.htm.

O también puede hacer el siguiente cálculo simple: si sus ingresos no han aumentado por lo menos 33% en estos doce años su poder adquisitivo ha disminuido.