El Gobierno chino confirmó hoy que el ministro de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, participará en el diálogo del Grupo de Acción para Siria que se inicia mañana, sábado, en Ginebra (Suiza), después de varios días de dudas sobre si el gigante asiático se uniría a la iniciativa.

En la reunión, el responsable de la diplomacia china "extenderá su apoyo a los esfuerzos de mediación del enviado especial Kofi Annan", y "promoverá la puesta en práctica de las resoluciones de la ONU y el plan de paz de seis puntos" promovido por el diplomático ghanés, dijo el portavoz ministerial Hong Lei al anunciar el viaje.

El encuentro de Ginebra fue anunciado por Annan el pasado miércoles, y a él han sido invitados los ministros de Asuntos Exteriores de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Rusia, Francia, Reino Unido y EE.UU.), así como su homólogo de Turquía, vecino de Siria.

Aunque el Gobierno chino ha esperado a última hora para confirmar su asistencia, se mostró durante la semana abierto a negociar en Ginebra, si bien advirtió que se debe dialogar "sin condiciones previas", frente a la intención estadounidense de pedir en las reuniones que se imponga un cambio de régimen en Damasco.

No habrá un representante de Irán, país con gran influencia en el régimen de Damasco y cuya presencia reclamaba Rusia, aunque Annan ha asegurado que informará a Teherán del resultado de la reunión.