El alguacil de San Fracisco le dijo el jueves por la noche a una comisión de ética que considera su aptitud para el cargo después que reaccionó inapropiadamente cuando le agarró el brazo a su esposa venezolana durante una disputa hace varios meses.

Ross Mirkarimi fue suspendido sin sueldo en marzo por el alcalde Ed Lee tras declararse culpable de violencia hogareña por el incidente.

El alguacil, cuya destitución permanente del cargo es buscada por el alcalde, se presentó ante el panel durante una hora.

Bajo interrogatorio del abogado adjunto de la ciudad Peter Keith, Mirkarimi admitió que le había agarrado el brazo a su esposa, Eliana López.

"Yo reaccioné intensamente a una disputa y actué mal en mi reacción", dijo Mirkarimi. Dijo que esa acción le causó a su esposa un moretón en el brazo. López es de nacionalidad venezolana.

Mirkarimi fue juramentado como alguacil en enero tras ganar la elección en noviembre.

Sus problemas comenzaron la tarde del 31 de diciembre cuando él y su esposa se enfrascaron en una discusión sobre si ella podía viajar a Venezuela con el hijo de ambos, de tres años.

Mirkarimi admitió haberle causado el moretón y se declaró culpable de un delito menor de retener a una persona contra su voluntad, a cambio de que se le retirasen otros cargos menores. Fue sentenciado a libertad condicional y sesiones de orientación sicológica.

López y su hijo partieron a Venezuela el 25 de marzo. Un juez le dio a Mirkarimi permiso para visitar a su hijo, pero sigue bajo una restricción legal que le prohibe contacto personal con su esposa.

La audiencia ante el panel de cinco miembros iba a reanudarse el viernes, y se espera que Mirkarimi declare. También iba a declarar el alcalde Lee.

Ésta es la primera vez que un panel ha convocado una audiencia estilo juicio para determinar si un funcionario electo debe ser destituido.

Al final, el panel debe entregar su recomendación a la Junta de Supervisores, que necesita la votación de 9 de sus 11 miembros para destituir a Mirkarimi.