Cuatro personas han sido detenidas después de llamar a un número equivocado para quejarse por sus compras de drogas.

El número al que llamaron era el de un agente de policía del condado de Rowan.

El diario Salisbury Post (http://bit.ly/LIJlgj ) informó que el agente Jagger Naves fue despertado por cuatro llamadas a su teléfono móvil el lunes alrededor de las 4 de la madrugada.

Las llamadas eran para quejarse por la cantidad de drogas adquiridas y pedirle que resolviera el problema.

Naves concertó una cita con dos de los que llamaron y luego otra con los dos restantes. Los cuatro fueron arrestados.

___

Información: Salisbury Post, http://www.salisburypost.com