Maria Sharapova dio una sencilla réplica a la idea de que los hombres deberían recibir mayores premios que las mujeres en los torneos de Grand Slam, mientras que Serena Williams sólo se rió y se cubrió el rostro con una mano antes de lanzar su propia estocada.

Dos de las mayores estrellas del tenis femenino no se contuvieron el jueves al responder a los comentarios que hizo esta semana el francés Gilles Simon — 13ro en el ranking y miembro del Consejo de Jugadores de la ATP_, los cuales han reavivado el debate sobre el pago del mismo monto de dinero en premios para ambos géneros y de nuevo lo convirtieron en un tema candente en Wimbledon.

Mientras que Simon defendió su punto de vista y dijo que la mayoría de los jugadores varones están de acuerdo con él — pero sienten temor de decirlo en público_, Sharapova ofreció una respuesta clara de por qué se merece el dinero que gana.

"Estoy segura de que un poco más personas ven mis partidos que las que ven los suyos", señaló.

Sharapova derrotó a la búlgara Tsvetana Pironkova en un difícil duelo de tres sets el jueves en una atestada cancha 1 para avanzar a la tercera ronda en Wimbledon, mientras que Simon cayó en sets consecutivos frente al belga Xavier Malisse en la cancha 3.

En un tono algo más serio, Sharapova agregó: "Miren, nosotras las mujeres hemos luchado durante largo tiempo para recibir la misma cantidad de dinero en premios (que los hombres). Fue un enorme desafío y realmente nadie nos apoyó".

"Han pasado algunos años desde que obtuvimos eso. Todas estamos realmente orgullosas de ello, y seguiremos fortaleciendo el deporte y haciéndolo más grande", agregó.

Después de que Williams concluyó su partido en la cancha central, se le informó de los comentarios que hizo Sharapova sobre los premios.

"Ustedes saben que no me puedo quedar callada", dijo la estadounidense. "Definitivamente mucho más personas están viendo a Maria que a Simon. Ella llama mucho más la atención que él. Pienso que el tenis femenino es realmente formidable".

"Es una gran lucha. Peleamos durante años con Billie Jean King, y también Venus (Williams)... realmente establecieron el patrón de lo que deberíamos hacer", añadió.

En 2007, Wimbledon se convirtió en el último Grand Slam en empezar a dar premios en dinero en efectivo por el mismo monto a los campeones de sencillos en las ramas masculina y femenina. El Abierto de Francia lo introdujo un año antes y con ello copió a los Abiertos de Estados Unidos y de Australia, que desde hace años dan la misma cantidad en premios a los campeones de ambos géneros.

Sin embargo, Simon cree que los jugadores varones proporcionan mayor espectáculo durante los partidos y deberían ser compensados acorde a ello.

En una estridente defensa de su punto de vista el jueves, el francés alegó que "todo el mundo en los vestidores" está de acuerdo con él.

"Los 128 jugadores (en el sorteo de sencillos de varones en Wimbledon) piensan como yo, eso seguro. Sólo pregúntenles", afirmó el galo. "Tal vez no pueden decirlo... Tal vez perderán, no lo sé, dos millones de dólares en los contratos si dicen eso".

"Mi punto de vista era sólo acerca del espectáculo... Mi punto es que tengo la sensación de que el tenis de hombres realmente es más interesante que el de las mujeres", agregó. "Como en cualquier negocio o cualquier otra cosa, uno simplemente tiene que ser pagado de acuerdo a ello. No es porque nosotros juguemos cinco sets y ellas jueguen tres".

Simon también hizo notar que Wimbledon cobra más por los boletos a la final de sencillos de varones que por los de la final femenina.

El tenista dijo que las mujeres deberían ganar más dinero que los hombres si el tenis femenino se vuelve "más interesante".

Pero no negó el punto de Sharapova.

"Maria es más famosa que yo. Lo sé. Ella merece ganar más dinero que yo", reconoció.