El Tribunal Supremo de EE.UU. anuló hoy una ley que consideraba un delito atribuirse falsamente el haber recibido una Medalla de Honor u otras condecoraciones militares.

La máxima instancia jurídica del país votó, por 6 a 3, en favor de derogar la ley "Stolen Valor Act", que puede traducirse como "ley del valor robado".

Se trata de una ley de 2006 que considera delito atribuirse falsamente el haber recibido cualquier tipo de condecoración militar o medalla, y en virtud de la cual, si el acusado era declarado culpable, se arriesgaba a cumplir una pena de entre seis meses y un año de cárcel si se trataba de la Medalla de Honor.

La decisión se produjo a raíz del caso del exfuncionario local Xavier Álvarez, de Pomona (California), quien se declaró culpable en 2007 de haber violado esta ley, recordó MSNBC.

Álvarez reconoció haber dicho públicamente que había sido Marine, pese a que nunca sirvió en las Fuerzas Armadas, y que fue condecorado con la Medalla de Honor del Congreso.

No obstante, apeló a la Primera Enmienda y reclamó que su falsa declaración está protegida por el derecho a la libertad de expresión

Según el canal, el Gobierno alegó en la defensa de la ley que "los premios militares sirven como símbolos públicos de honor y prestigio que transmiten el agradecimiento de la nación por actos de valor y sacrificio, y que fomentan la moral" entre los militares.

Las afirmaciones falsas, según las autoridades, "socavan la capacidad del sistema para cumplir con estos fines" y además provocan el "escepticismo del público" sobre las personas que han sido condecoradas anteriormente.

Por su parte, los abogados de Álvarez defendieron que la libertad de expresión incluye "anécdotas exageradas" y que no había pruebas de que las atribuciones falsas socavaron la integridad de las medallas militares.