Los líderes de un sindicato metalúrgico en Italia convocaron a un paro de cuatro horas el jueves por la noche que coincide con el partido entre la Azzurra y Alemania por las semifinales de la Eurocopa.

La firma automotriz Fiat dijo en un comunicado que la hora del paro "despeja cualquier duda" de que "ver un partido de fútbol era más importante que trabajar" para la unión.

El paro en la planta Sevel en el sureste de Italia fue convocado oficialmente para protestar por las políticas laborales del gobierno italiano, incluyendo una nueva ley que facilita el despido de obreros.