La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, partió hoy hacia la ciudad argentina de Mendoza para asistir a las cumbres del Mercosur y la Unasur, tras reunirse en Sao Paulo con su mentor político y antecesor Luiz Inácio Lula da Silva y someterse a exámenes de rutina por el cáncer que sufrió en 2009.

La jefa de Estado brasileña llegará esta misma noche a Mendoza, donde tiene previsto participar en la Cumbre del Mercosur y de otra que celebrará mañana en la misma ciudad de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El asunto central de ambas cumbres será la situación de Paraguay tras la destitución del ahora expresidente Fernando Lugo, lo cual ha abierto una crisis política que puede dejar al país al margen del Mercosur y de la Unasur.

La reunión de Rousseff con Lula no aparecía en la agenda oficial de la mandataria hasta poco después del mediodía de hoy.

Tras esa reunión, la jefa de Estado, de 64 años, se dirigió al Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, donde según la Presidencia se sometió a exámenes de rutina relacionados con el cáncer linfático que le fue diagnosticado en 2009 y del que sus médicos aseguran que está totalmente curada.

Tras los exámenes, el médico Raúl Cutiat, del equipo que atiende a la presidenta, dijo a periodistas que "ella está bien", precisó que fue sometida a una tomografía y otros análisis rutinarios, y que luego partió hacia el aeropuerto de Sao Paulo para viajar a Mendoza.

Fuentes oficiales consultadas por Efe no supieron informar sobre el contenido del encuentro con Lula, que algunos medios locales han vinculado a la situación generada en Paraguay por la destitución de Lugo.

Así como el propio Gobierno de Rousseff, el exmandatario ha condenado en términos enérgicos lo que calificó de "ruptura del orden democrático" en Paraguay e incluso participó este martes en Sao Paulo en una manifestación organizada por ciudadanos paraguayos en solidaridad con el expresidente Lugo.

Según fuentes oficiales, Rousseff no tendrá en Mendoza ninguna reunión bilateral y se ajustará al programa oficial del Mercosur y la Unasur, tras lo cual regresará a Brasilia mañana mismo.