El virtual candidato presidencial republicano, Mitt Romney, reiteró hoy su promesa electoral de "revocar y reemplazar" la reforma sanitaria de 2010, avalada hoy por el Tribunal Supremo.

Es importante tener claro, declaró Romney, lo que dice y lo que no dice la sentencia: "los jueces afirman que la reforma sanitaria "no viola la Constitución, pero no que sea una ley buena o una política buena".

La reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama "fue mala política ayer y es mala política hoy... es importante que la revoquemos y reemplacemos con una verdadera reforma", subrayó Romney desde un edificio cercano al Capitolio en Washington.

Según el exgobernador de Massachusetts, la reforma sanitaria, bautizada por sus detractores como "ObamaCare", aumenta los impuestos, reduce los beneficios para el programa Medicare para ancianos y jubilados, y añade billones de dólares al déficit y la deuda nacional.