Los cuatro candidatos a la Presidencia de México firmaron el jueves un acuerdo para respetar el resultado de las elecciones del 1 de julio.

Convocados por el Instituto Electoral Federal (IFE), los aspirantes Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, Josefina Vázquez Mota, del Partido de Acción Nacional, Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática, y Gabriel Quadri de la Torre, de Nueva Alianza, también se comprometieron a rechazar la compra y coacción del voto y cualquier acto de violencia que impida a los votantes llegar a las urnas este domingo.

En una breve ceremonia realizada en las oficinas del IFE, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, dio lectura al documento que después fue firmado por los candidatos.

"El domingo primero de julio, los ciudadanos mexicanos votaremos con absoluta libertad, se han establecido las condiciones para garantizar un clima de confianza y de paz", dijo Valdés Zurita después de leer el pacto.

Mucha de la atención en los días previos a la elección se ha centrado en el candidato de izquierda, López Obrador, quien hace seis años cerró las calles del centro de la capital del país en protesta tras haber perdido por un estrecho margen la elección presidencial, lo cual aseguró fue producto de un fraude electoral.

López Obrador firmó el documento, saludó de mano a sus contendientes y, como el resto de los candidatos, dejó el lugar sin hacer comentario alguno a la prensa.

___

Gráfico interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2012/mexican-elections-es/