Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Uruguay, José Mujica, fueron hoy los primeros mandatarios en llegar a la ciudad argentina de Mendoza, donde el viernes se celebrarán las Cumbres de jefes de Estado del Mercosur y la Unasur.

A su llegada al aeropuerto mendocino, unos mil kilómetros al oeste de Buenos Aires, ambos dirigentes volvieron a condenar la destitución de Fernando Lugo en Paraguay, convertida en el tema central del encuentro.

"El Gobierno nacional no va a reconocer la dictadura en Paraguay", sentenció Morales.

"Hay que apoyar la democracia, aunque tiene muchos defectos", dijo a su vez Mujica. "Cuando la gente toma una decisión, hay que respetarla", agregó, en referencia a la voluntad popular paraguaya, que llevó a Lugo a la Presidencia del país en 2008.

La anfitriona de la Cumbre, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue la primera en llegar a Mendoza, donde en las próximas horas se espera la llegada de sus homólogos de Brasil, Dilma Rousseff; Ecuador, Rafael Correa; Chile, Sebastián Piñera, y Perú, Ollanta Humala.