La Policía paraguaya detuvo hoy al presidente de la Liga Nacional de Carperos, Eulalio López, un representante de los campesinos "sin tierras" que ha dado su apoyo al destituido Fernando Lugo, informó un fuente policial.

El comisario del departamento de San Pedro (centro), Hilario Lesme, explicó a Efe que López fue detenido en un control rutinario de personas y vehículos, al comprobarse que pesaba una orden de captura contra él del año 2006, por "perturbación de la paz pública y otros" delitos.

La detención ocurrió en Guayaybí, a 160 kilómetros de la capital departamental, cuando López circulaba por una carretera, se le detuvo para el control, y se comprobó con su número de cédula de identidad que había una orden de arresto, añadió.

El comisario agregó que el líder campesino se encuentra en la comisaría de Santa Rosa de Aguaray y "será derivado a la cárcel de San Pedro" hoy mismo.

Eulalio López es uno de los principales líderes "carperos" paraguayos, llamados así porque se albergan bajo carpas cuando efectúan ocupaciones de haciendas de terratenientes del país.

En el último año, han sido frecuentes las invasiones de campesinos "sin tierras" de haciendas en la región sojera de Ñacunday, en la frontera con Brasil, y López fue uno de los principales interlocutores de Lugo y su Gobierno.

Lugo fue destituido el pasado día 22 en un juicio parlamentario por "mal desempeño" en sus funciones.

Entre las acusaciones contra el ex presidente figuraba su papel de presunto instigador de las ocupaciones de tierra, que según los "carperos" pertenecen al Estado y han sido apropiadas ilegalmente por los terratenientes.

Eulalio López ha sido uno de los primeros en denunciar que Lugo perdió el poder en un "golpe de Estado" y en anunciar que los campesinos se iban a manifestar para apoyarle, aunque las marchas masivas de "sin tierras" que se esperaban hacia Asunción no llegaron a producirse.

San Pedro, donde López ha sido detenido, fue el departamento donde Lugo, siendo obispo católico, cobró notoriedad política al liderar protestas contra el Ejecutivo de Nicanor Duarte, el presidente anterior a él.

El destituido Lugo ha llamado a la resistencia "pacífica" contra el "golpe de Estado parlamentario" que le ha supuesto la pérdida del cargo y tiene prevista una gira por el país para explicar lo que "realmente" sucedió con el juicio político.

El proceso tuvo como detonante otra ocupación de tierras, de propiedad también disputada por el Estado, en Curuguaty, en el departamento de Canindeyú, vecino de San Pedro, por la muerte de seis policías y once campesinos durante una operación de desalojo de "sin tierras".