La inflación interanual en España se situó en el 1,9 % en junio, la misma tasa que registró en mayo, según el indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC) publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En este registro influyó especialmente la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes, que fue compensada por el comportamiento de los precios del tabaco y de los alimentos.

El INE publicó también el indicador adelantado del IPC armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro, según el cual, la inflación interanual ha quedado en junio en el 1,8 %, una décima menos respecto al mes anterior.

El indicador adelantado es un avance del IPC, cuyo dato definitivo se conocerá el 13 de julio, y no suele variar de forma significativa.

De coincidir el dato conocido hoy con el que se publique en julio se confirmaría la tendencia a la baja de la inflación en España, que se inició en mayo de 2011, cuando se situó en el 3,5 %, y fue descendiendo consecutivamente hasta septiembre, mes en el que aumentó una décima, hasta el 3,1 %.

A partir de septiembre se han producido sucesivas bajadas interanuales del IPC a excepción de abril, cuando la tasa subió al 2,1 %, dos décimas más que la registrada en el mes anterior.