Miembros de las organizaciones sociales y políticas de Suramérica que participan en la ciudad argentina de Mendoza en la Cumbre Social del Mercosur repudiaron hoy la destitución de Fernando Lugo como presidente de Paraguay y abogaron por la "defensa de la democracia" en la región.

La cita, que se desarrolla este jueves en forma paralela a la cumbre de cancilleres del Mercosur, reúne a cerca de 800 representantes de organizaciones de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Chile y Venezuela en Mendoza, unos mil kilómetros al oeste de Buenos Aires, informaron a Efe fuentes de la organización.

La décimo quinta edición del encuentro, que comenzó este miércoles y finalizará hoy, gira en torno a debates sobre trabajo, inclusión social, rol del Estado, participación ciudadana y derechos humanos, aunque la crisis en Paraguay también formó parte de la agenda.

"Hay sectores que siguen conspirando en la región para repetir la historia", aseguró en la reunión la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina, Estela de Carlotto, luego de recordar los años "oscuros" que enfrentó Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983).

"El proceso democrático fue puesto a un costado el pasado viernes en Paraguay", cuando Lugo fue destituido en un juicio político en el Senado, pero el exobispo "no estaba solo, porque acá están los compañeros paraguayos que lo acompañan", indicó el canciller argentino, Héctor Timerman, al abrir la cumbre social en el estadio mendocino Polimeni.

En Paraguay "hubo un avasallamiento de la voluntad popular. La oposición está haciendo daño al pueblo paraguayo, pero nosotros no vamos a tomar una sola medida contra el pueblo paraguayo", dijo Timerman horas antes de que comenzara la cumbre del Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Sin embargo, advirtió que "querer derrocar a un gobierno popular en la región tiene hoy costos altísimos".

Paraguay fue suspendido de la reunión del Mercosur y de la cita extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que este viernes compartirán los mandatarios de la región.

En Mendoza se espera la presencia de los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, de Brasil, Dilma Rousseff, de Uruguay, José Mujica, de Chile, Sebastián Piñera, de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Ollanta Humala.

En el marco de la Cumbre Social también se formaron comisiones para el análisis de temas relacionados con género, ambiente, salud, comunicación social, la situación de los descendientes africanos, pueblos originarios, soberanía alimentaria, economía solidaria, diversidad sexual y pensamiento latinoamericano, entre otros.

Miembros de las comisiones se mostraron a favor de un cambio de paradigma del rol del Estado y de la ruptura de "la matriz neoliberal", para que haya "una participación activa" de los gobiernos, considerados "compensadores de las desigualdades", dijeron los organizadores.