Irán anunció el jueves que llegó a un acuerdo con Gran Bretaña a fin formalizar el cierre de oficinas diplomática en sus respectivas capitales.

Ambas naciones cerraron sus misiones diplomáticas después que un grupo de radicales iraníes atacó a la embajada británica en Teherán el año pasado.

De acuerdo con un reporte divulgado el jueves por la agencia noticiosa estatal IRNA, el canciller Alí Akbar Salehi dijo que la embajada de Omán en Londres representará de ahora en adelante los intereses iraníes, mientras que la embajada sueca en Teherán hará lo mismo con los intereses británicos.

En Londres, la cancillería británica no confirmó de inmediato si las naciones habían finalizado el acuerdo.

En mayo, el presidente Mahmud Ahmadinejad dijo que estaba deseoso de asistir a las Olimpiadas en Londres para respaldar a los deportistas iraníes, pero que Gran Bretaña no quería recibirle.