El presidente de Francia, François Hollande, mantuvo hoy una conversación telefónica con el de Egipto, Mohamed Mursi, en la que además de trasladarle de nuevo su enhorabuena por su victoria en las presidenciales, ambos acordaron encontrarse "rápidamente".

Así se informó en un comunicado difundido por el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia gala, que no dio más detalles sobre la fecha o la ciudad en la que se mantendría esa cita, pero sí dejó constancia de la voluntad de Hollande de profundizar los vínculos existentes entre los dos países.

Así, el presidente expresó su deseo de reforzar su cooperación en materia "política, económica, universitaria, científica y cultural", y esperó que a través de ellos aumente también la "proximidad que une a la población francesa y la egipcia".

"Ante los desafíos que debe superar la región, es más necesario que nunca profundizar las relaciones antiguas y de confianza que unen a Francia y Egipto", indicó el comunicado, que destacó que Hollande subrayó en esa conversación que su país "está al lado de quienes buscan conducir a Oriente Próximo hacia la democracia".

Además de considerar que la proclamación de Mursi como presidente el pasado 24 de junio "marca una etapa importante en la continuación del proceso de transición en Egipto", Hollande dijo que Francia está igualmente movilizada a nivel europeo e internacional para ayudar a los dirigentes de la región a lograr ese mismo objetivo.