SAN FRANCISCO - Tim Lincecum ganó por primera vez en casi dos meses, con lo que dejó atrás la peor sequía de su carrera, y los Gigantes de San Francisco blanquearon a los Dodgers de Los Angeles por tercer duelo en fila para vencerlos el miercoles por 3-0. Revisa la Estadística

Lincecum (3-8) lanzó pelota de cuatro inatrapables en siete entradas, el boricua Angel Pagán apoyó la labor del pitcher al batear un sencillo productor y negociar un boleto con las bases llenas, y los Gigantes alcanzaron el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional, al propinar apenas su segunda barrida en la temporada.

Fue la primera ocasión en la historia que los Gigantes barren a los Dodgers en una serie de tres encuentros. El maleficio sobre los Gigantes había abarcado 123 campañas.

Lincecum ponchó a ocho bateadores y caminó a dos, para superar en el duelo de pitcheo a Chad Billingsley (4-7). El serpentinero, dos veces ganador del Cy Young, cortó una cadena de 10 aperturas sin conocer el triunfo, en la que había tenido la peor foja de su vida, 0-6.

Su victoria llegó un día antes de que se cumplieran dos meses del triunfo anterior, conseguido el 28 de abril contra San Diego.

La salida sobresaliente ayudó a que los Gigantes volvieran a la punta divisional por primera vez desde el 9 de agosto.

San Francisco se aprovechó de la diezmada alineación de los Dodgers. Carente ya de Matt Kemp, Los Angeles perdió a Andre Ethier despues de un turno al bate, por una lesión en el músculo oblicuo izquierdo.

Los Dodgers fueron barridos en el área de la Bahía de San Francisco por segunda vez en un par de semanas. Entre el 19 y el 21 de junio perdieron tres seguidos ante Oakland. En los seis juegos contra los clubes de la bahía, Los Angeles totalizó apenas dos carreras.

Por los Dodgers, los dominicanos Elián Herrera de 3-0, Juan Uribe de 3-0. Los venezolanos Juan Rivera de 4-1, Bobby Abreu de 4-0.

Por los Gigantes, los venezolanos Gregor Blanco de 4-1, Pablo Sandoval de 4-0, Hector Sánchez de 4-0. El dominicano Melky Cabrera de 4-1 con una impulsada. El puertorriqueño Pagán de 3-1 con dos producidas.