Un filipino que llegó a California siendo un adolescente en 1928 para cosechar lechuga y repollo se convirtió en ciudadano estadounidense a sus 102 años durante una conmovedora ceremonia de naturalización en Los Angeles.

"Estoy feliz", declaró Joaquín Arciago Guzmán en la lengua tagalog en el Centro de Convenciones de Los Angeles luego de la ceremonia del miércoles, en la que unas 7.300 personas en total prestaron juramento como ciudadanos.

A nivel nacional, solamente 27 personas mayores de 100 años se han convertido la ciudadanía en al menos los últimos 50 años, según la institución federal Servicio de Ciudadanía e Inmigración.

"Es muy raro ver a alguien de más de 100 (años)", señaló Nancy Alby, directora de la filial de ese organismo en el condado de Los Angeles. "Tenemos a un puñado en sus 90 y 80. Es más común ver a personas en sus 70".

La persona de más edad que ha conseguido la ciudadanía estadounidense fue una mujer, Manik Bokchalian, de la comunidad de Van Nuys en el Valle de San Fernando. Tenía 117 años cuando prestó juramento en 1997.