La UEFA multó el jueves a las federaciones de fútbol de Rusia y España por un total de 50.000 euros (62.000 dólares) por los insultos racistas de sus fanáticos durante partidos de la Eurocopa.

La UEFA indicó que su comisión disciplinaria halló a ambos países culpables de "conducta inadecuada de sus fanáticos (conducta racista, cánticos racistas)".

Rusia fue multada 30.000 euros (37.000 dólares) y España tendrá que pagar 20.000 euros (25.000 dólares).

Los hinchas rusos imitaron gritos de mono para insultar al zaguero de República Checa, Theodor Gebre Selassie, mientras que los españoles insultaron al delantero de Italia, Mario Balotelli. Ambos futbolistas son negros.

La sanción a Rusia no influye sobre la amenaza de la UEFA de restarle seis puntos en las eliminatorias de la Euro de 2016, después que sus hinchas agredieron a personal de seguridad del estadio de Wroclaw (Breslau) en un partido contra República Checa el 8 de junio.