España e Italia han puesto hoy una reserva sobre el pacto para el crecimiento que prevén aprobar los líderes de la UE hasta que haya un acuerdo sobre medidas a corto plazo para estabilizar los mercados financieros.

Los dos países, que llegaron a la cumbre insistiendo en que se tomen medidas para solucionar sus problemas de financiación en los mercados, plantearon hoy que no se apruebe el pacto hasta que se acuerden acciones que atiendan estos problemas, dijeron fuentes de esos dos países.

"Hay dos países que insisten en que haya un acuerdo sobre medidas a corto y largo plazo. Pero la discusión no está bloqueada, la discusión continúa", afirmó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en una conferencia de prensa.