El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y el viceprimer ministro israelí, Shaul Mofaz, se reunirán este domingo en la ciudad cisjordana de Jericó, confirmó hoy el negociador palestino Saeb Erekat.

Erekat corroboró el encuentro en declaraciones a la emisora "Voz de Palestina", después de que medios israelíes adelantaran en los últimos días la posible celebración del encuentro, que no había sido confirmado por ninguna fuente oficial de ambas partes.

Tras conocer la noticia, el movimiento islamista Hamás exhortó a Abás a no reunirse con el viceprimer ministro israelí.

El portavoz de Hamás en Gaza, Sami abu Zuhri, declaró en un comunicado de prensa que "el encuentro se arrodilla a los intereses de Israel y reitera que la Autoridad Nacional Palestina prefiere la vía de los asentamientos y las conversaciones".

Hamás rechaza cualquier negociación con Israel, al que no reconoce, aunque al mismo tiempo acepta coordinar con este país asuntos que afectan el día a día de la población de Gaza.

El grupo islamista tomó por la fuerza el control de la franja en junio de 2007 tras enfrentarse a las fuerzas leales al presidente palestino.

"Llamamos a Abás a arrepentirse de celebrar dicho encuentro que da a la ocupación (Israel) la oportunidad de cometer más crímenes contra nuestro pueblo", añadió Abu Zuhri.

El portavoz de Hamás dijo que en lugar de mantener encuentros con los israelíes, "Abás debería dar una opción a la reconciliación palestina".

Por su parte, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), segunda formación de peso en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) tras el partido Al Fatah, liderado por Abás, afirmó en una nota de prensa que la prevista reunión " sirve a los intereses de Israel y nunca a los nuestros".

Mofaz lleva pidiendo públicamente al liderazgo palestino una entrevista desde que el pasado mayo metió a su partido, Kadima (centro-derecha), en el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu, lo que creó la mayor coalición de gobierno de la historia del país, con 94 de los 120 diputados.

Los palestinos se levantaron en octubre de 2010 de la mesa de negociaciones, después de apenas tres semanas de conversaciones, cuando Israel rechazó prorrogar una moratoria parcial en la construcción de los asentamientos judíos en Cisjordania (Jerusalén Este quedaba excluida) que mantuvo durante diez meses.

En ese breve intento negociador, Abás y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reunieron en tres ocasiones: en Washington, junto con el presidente de EE.UU., Barack Obama; en Egipto y en Jerusalén.

Netanyahu arguye que está dispuesto a retomar el diálogo en cualquier ocasión y sin condiciones previas, mientras que los palestinos insisten en que sin el cese de la construcción de asentamientos no tiene sentido reanudarlo.

Hasta la fecha todos los intentos por que las partes regresen a la mesa de negociaciones han fracasado pese a un "diálogo exploratorio" hace medio año en Ammán, en el que sólo participaron enviados y que acabó en fracaso. Un posterior intercambio de cartas tampoco produjo resultados.