El embajador de España en Libia, José Riera, visitó al jurista español Esteban Peralta, uno de los cuatro integrantes de la delegación de la Corte Penal Internacional (CPI) detenidos en Libia hace tres semanas.

Fuentes del ministerio español de Asuntos Exteriores informaron hoy de que Riera se pudo entrevistar ayer, miércoles, con Peralta en el centro de reclusión en el que están los integrantes de la delegación del CPI y constató que se encuentra en buen estado.

El embajador ya contactó con el jurista cuatro días después del arresto y, según Exteriores, el edificio donde están los detenidos tiene unas condiciones "razonables".

El Gobierno español, en coordinación con la Corte de La Haya y con los países de origen de los otros afectados -Australia, Rusia y Líbano-, sigue haciendo gestiones para conseguir la "pronta liberación" del grupo, según las fuentes.

Sus cuatro integrantes fueron detenidos en la ciudad de Zintan, a 180 kilómetros al suroeste de Trípoli, acusados de supuesto espionaje.

La delegación viajó a Libia para reunirse con Saif al Islam, hijo del fallecido dictador Muamar el Gadafi, en la prisión en la que está encarcelado.

La CPI quiere juzgar en La Haya a Saif al Islam por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos al frente de las fuerzas del régimen de Gadafi durante las revueltas de insurgentes en Libia el año pasado, aunque las autoridades de Trípoli lo quieren someter a un proceso en este país.