El gran triunfo logrado por los Wildcats de Kentucky en la Final Four de baloncesto universitario, al proclamarse campeones nacionales, continuó hoy durante el sorteo de la NBA que dejó al ala-pívot Anthony Davis y a su compañero el escolta-alero Michael Gilchrist como los elegidos con el número uno y dos, respectivamente.

Los Hornets de Nueva Orleans cumplieron con los pronósticos y eligieron como número uno a Davis, en el sorteo universitario que se celebra en el Prudential Center de Newark, Nueva Jersey.

Davis, de 19 años, nombrado Jugador Universitario del Año, lideró a los Wildcats de Kentucky a conseguir el título nacional de la NCAA en la única temporada que estuvo con ellos después de lograr promedios de 14,2 puntos; 10,4 rebotes y 4,7 tapones.

Los Bobcats de Charlotte sorprendieron con la elección del compañero de Davis, Kidd-Gilchrist, de 18 años, que tiene un gran potencial, pero le falta mucho por desarrollar, especialmente en el apartado ofensivo.

Se esperaba que Kidd-Gilchrist saliese elegido más tarde entre el cuarto y quinto número, pero los Bobcats con su nuevo entrenador Mike Dunlap, un intelectual del baloncesto universitario, con gran prestigio en el desarrollo de jugadores confían plenamente en el potencial del excompañero de Davis en Kentucky.

Mientras que los Wizards de Washington se decidieron por el escolta Bradley Beal, de la Universidad de Florida, algo que se esperaba y había sido anticipado por los seguidores de talentos.

Beal, de 19 años, puede hacer una excelente pareja junto al base John Wall, que hace dos temporadas fue seleccionado con el número uno por los Wizards.

Los Cavaliers de Cleveland, que tenían como su primera prioridad la elección de Kidd-Gilchrist, se fueron con la segunda y eligieron al escolta Dion Waiters, de 20 años, formado en la Universidad de Syracuse y que hará una buena pareja con el base australiano Kyrie Irving, que el año pasado fue elegido con el número uno.

Mientras que los Kings de Sacramento se decidieron con el número cinco por el ala-pívot Thomas Robinson, de 21 años, formado en la Universidad de Kansas, y que en principio se pensaba que podría ser el favorito de los Bobcats.

Los Trail Blazers de Portland, con el número seis eligieron al escolta, Damian Lillard, de 21 años, formado en la Universidad de Weber State, un programa poco conocido.

Pero los Trail Blazers lo tenían como su primera opción y cumplieron con los pronósticos de conseguir a un escolta de calidad y con proyección de futuro.

Los Warriors de Golden State, con el número siete, se decidieron por Harrison Barnes, de 20 años, formado en la Universidad de Carolina del Norte.

El nuevo hombre fuerte dentro de la franquicia, el legendario Jerry West, pensaba que era el jugador a conseguir, pero a la vez también era consciente que lo más seguro era que no estuviese disponible para ser el número siete.

La sorpresa le llegó y los Warriors han logrado lo que muchos consideran el primer gran 'robo' del sorteo, algo que no extraña si de por medio esta West, experto en como llevarse jugadores de valía.

Los Raptors de Toronto, el equipo del base español José Manuel Calderón, eligieron al escolta Terrence Ross, de 21 años, que se formó en la Universidad de Washington, y no estaba previsto que fuese elegido entre los diez primeros.

Los Pistons de Detroit se quedaron con el ala-pívot Andre Drumond, de 18 años, formado con los Huskies de la Universidad de Connecticut.

Los Hornets, en su segunda selección de la noche, eligieron al base Austin Rivers, de 19 años, y formado en la Universidad de Duke, con lo que también cumplieron los pronósticos.

El entrenador de los Hornets, Monty Williams, públicamente manifestó lo mucho que le gusta cómo juega Rivers, y su nueva adquisición también quiere estar en el proceso de reconstrucción del equipo de Nueva Orleans.

Su llegada generará mayor competitividad para el base venezolano Greivis Vasquez, porque seguro que será utilizado más en el puesto de número uno que de escolta, donde mantendrá a Eric Gordon, si continua con ellos.