Autoridades brasileñas desarticularon una red de distribución de pornografía infantil por internet que compartía información con usuarios en 34 países, informó el jueves la policía federal.

Agentes policiales en cumplimiento de 15 órdenes de detención arrestaron a 12 sospechosos y secuestraron materiales en 12 estados brasileños, según un comunicado de la policía.

Señaló que el operativo permitió monitorear redes privadas de distribución de archivos por internet con material de corte sexual que involucraba a niños y adolescentes. Los integrantes de la red, que no fueron identificados, habrían distribuido imágenes degradantes de abusos sexuales y otros crímenes contra menores.

"Estamos extremadamente chocados con las imágenes, nunca vi nada así", dijo la agente policial Diana Calazans Mann a periodistas.

Otro agente policial que habló en condición de anonimato por no estar autorizado para hablar con la prensa dijo que los investigadores encontraron "relatos escritos por miembros de la red que describen actos de canibalismo, así como violación de niños por sus padres, secuestros y asesinatos.

Indicó que la policía pretende investigar si esas descripciones corresponden a hechos reales o son fruto de la imaginación de los autores que los subieron a la internet.

Entre los países que participaban de la red de intercambio de pornografía infantil están Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Venezuela. También Australia, Bélgica, Canadá, Noruega, Portugal y Reino Unido.

La policía envió la información a Interpol para que notifique a los 34 países en que operaba la red con el fin de identificar a las personas involucradas.

Los detenidos podrán ser acusados de producción y distribución de imágenes pornográficas de niños y adolescentes y se exponen a sentencias de hasta seis años de prisión.