Un guarda de seguridad del asentamiento judío de Maalé Adumim, en Cisjordania, hirió hoy de gravedad a un palestino que trataba de robarle el arma, informó la Policía.

"Se trata de un palestino de 30 años que embistió a una patrulla policial y que después salió corriendo hacia los guardas privados de seguridad e intentó robar el arma a uno de ellos", dijo a Efe Micky Rosenfeld, portavoz de la policía.

El vigilante, de una empresa privada, hirió al supuesto atacante, que fue trasladado a un hospital de Jerusalén en estado grave, según el parte médico de Maguen David Adom, equivalente a Cruz Roja.

La Policía israelí ha abierto investigación y cree que se trata de un ataque nacionalista, aunque según el portavoz aún se investiga en varias direcciones.

"No sabemos de dónde llegó, ni si pertenece a alguna organización", agregó.

El diario Yediot Aharonot informa, por su parte, en su edición digital que el palestino es natural de la ciudad de Belén, y que chocó varias veces contra la patrulla para salir corriendo después en dirección hacia los vigilantes que custodian el asentamiento, a unos 100 metros.

Ninguna fuente palestina ha confirmado por el momento los hechos ni la identidad del supuesto atacante.